INTERNATIONAL BOOKSHOP HET FORT VAN SJAKOO
| SEARCH | ORDER | NEW BOOKS | HOME | ABOUT US |

Auteur: Paz, Abel
Titel: La cuestión de Marruecos y la República española
Sub titel:

Como dice Abel Paz, en las primeras páginas de su obra, resulta difícil pensar que nadie, ni siquiera el gobierno republicano, hubiera obviado el peligro del ejército español en Marruecos, el único con experiencia bélica, y sus tropas mercenarias, ya utilizadas en la Península durante el octubre asturiano. La respuesta nos la proporciona la lectura del libro: fue un tema que si alguien quiso 'moverlo' fueron los anarquistas y si alguien quiso 'pararlo' fueron, precisamente, los gobernantes republicanos. Como en otras tantas ocasiones la apelación a la 'actitud internacional' fue la excusa por la que se escapaban los efluvios, y no de ámbar precisamente, que escribió Cervantes en El Quijote, de republicanos, socialistas y comunistas producto de su miedo a la Revolución que se vivía. La que hoy, más de medio siglo después, se pretende sepultar bajo el peso de las toneladas de páginas que se escriben sobre algo que no existió o fue marginal a los intereses de la mayoría de la población española. Desde esta perspectiva no resulta extraño que historietógrafos y similares lo pasaran por alto. Resultan muy contradictorias, con esa imagen de ágrafos aficionados a la dinamita, las gestiones que, a comienzos del otoño de 1936, efectuaron para llegar a un acuerdo con los nacionalistas marroquíes con el fin de amotinar el territorio desde el que se abastecían de armas y hombres los sublevados. Contactos boicoteados por el recelo y la oposición del gobierno de Largo Caballero que apeló a los 'compromisos internacionales' de España. Fue Indalecio Prieto, a la sazón ministro de Marina y Aire, quien transmitió, antes de que lo hiciera el propio Caballero, la prioridad gubernamental. No es extraño, cinco años antes había invocado a los mismos intereses para proteger a la empresa norteamericana ITT, propietaria de la Compañía Telefónica de España, contra las reivindicaciones de sus trabajadores en huelga por el reconocimiento de sus derechos sindicales. Prieto, en pocos meses, había olvidado su ardorosa intervención en el Ateneo de Madrid, en abril de 1930, en la que calificó el trato que la empresa estadounidense daba a los trabajadores españoles, como parecido al que se le daba a los negros de las colonias. Abel Paz, de quien basta con recordar sus libros autobiográficos y la monumental biografía de Buenaventura Durruti, ha tenido el acierto de escribir el libro como si fuera el sumario de un crimen. Algo no muy lejano a la actitud de muchos de los protagonistas de los hechos y, posteriormente, de los sacerdotes encargados de mantener el fuego de la diosa Clío. A modo de indagación, durante tres décadas, ha rastreado aquí y allí, ha consultado bibliografía, se ha entrevistado o carteado con protagonistas y buscado documentación hasta reunir las pruebas que testimonian las gestiones que García Oliver, con el conocimiento del comité nacional de la CNT y de la AIT, realizó para contactar, y llegar a un acuerdo, con el Comité de Acción Marroquí, nacionalista, con el fin de insurreccionar el Marruecos español.
2000, 238 pag., Euro 14
Fundación Anselmo Lorenzo, Madrid, ISBN 8486864445


This page last updated on: 13-1-2015